Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

jueves, 10 de junio de 2010

José Ramón Juan Cerdá

.

José Ramón Juan Cerdá en una fotografía tomada en su casa en los últimos años de su vida


JOSÉ RAMON JUAN CERDÁ
(Ayelo de Malferit. 1859-1955)
por  Elvira Juan Llovet
José Ramón Juan Cerdá fue uno de los muchos músicos valencianos, casi desconocidos en el mundo musical de hoy, que sería bueno ir rescatando del olvido para incluirlos en la Historia de la Música Valenciana.

Hijo del pueblo de Ayelo de Malferit, nació el diecinueve de marzo de 1859, y según consta en la inscripción hecha por el vicario de la parroquia de Ayelo de aquellos años, D. Francisco Garrigos, en el folio 353 del tomo noveno de losQuinque Libri correspondiente a los bautismos de aquel año, fue bautizado el mismo día de su nacimiento. Era hijo del labrador Pedro Juan y de Camila Cerdá; sus abuelos paternos fueron José Juan y Josefa Sanz y los maternos Joaquín Cerdá y Mª Rita Castelló. Al templo parroquial fue llevado por sus padrinos que lo fueron su tío Miguel Juan y su tía Mª Rita Cerdá.


J.R. Juan e Ignacia Requena en 1897 con cuatro de los 14 hijos que tuvieron


Padre de prolífica familia (14 hijos), se casó en 1887 con Ignacia Requena Ortiz que era descendiente de un hermano del ilustre deán de Xátiva D. José Ortiz y Sanz (1739-1822), Ignacia había nacido el 20 de junio de 1867, siendo bautizada el mismo día por el coadjutor de la parroquia de Ayelo D. Salvador Juan Egea. Sus padres fueron Lorenzo Requena Calabuig y Sixta Ortiz Comenge, la cual era a su vez hija de Ignacia Comenge que fue la que se casó con Francisco Ortiz sobrino del deán. Los padrinos de bautismo de Ignacia fueron el sacristán Vicente Belda y Enrique Ortiz, un joven estudiante de magisterio el cual, pasado un tiempo, sería uno de los socios fundadores de la fábrica de licores de Ayelo de Malferit.

La ceremonia del matrimonio entre José Ramón e Ignacia tuvo lugar en la iglesia parroquial de Ayelo el 12 de febrero de 1887. Fue oficiada por el coadjutor de la misma D. Juan Bautista Sanz en unos años en los cuales era cura párroco de la misma D. Eusebio García. La novia tenía 19 años y el novio 29; luego, y según consta en el libro correspondiente del registro del juzgado de Ayelo, el propio José Ramón Juan declaró dicho enlace matrimonial ante el juez municipal Vicente Castelló Belda y ante el secretario D. Camilo Vidal Úbeda, aportando copia de la inscripción hecha por D. Eusebio Garcia en el Quinque Libri parroquial. Como ocupación en estos años el declarante dijo ser auxiliar de la secretaría del propio ayuntamiento de Ayelo y que los recién casados habitaban una casa de la calle S. Lorenzo. Fruto de su matrimonio serían sus hijos: José Ramón, María, Carmen, José, Ramón, Francisco, Marina, Josefa, Alfonso, Amalio, Enrique, Alfredo, Álvaro y Adela Juan Requena.


José R. Juan Cerdá fue mi abuelo paterno. Por ello y para que su semblanza no resulte parcial, he pensado tomar las palabras de un libro escrito por Mª Ángeles Belda Soler, catedrática de geografía e historia y que lleva por título: "Aportación a la Historia de Ayelo de Malferit", el cual fue publicado en Valencia en 1982. En este libro, en el apartado que dedica a la música en Ayelo, en las páginas 117 y 118, dice:

"Pero aquel grupo entusiasa (1), con ánimo de perfeccionarse, acudió a don José Ramón Juan Cerdá, entonces ya excelente organista del pueblo...". Y más adelante comenta: "El organista por antonomasia, porque además de un excelente músico era un autodidacta, fue don José Ramón Juan Cerdá, que muchos recordarán porque murió en 1956, a los noventa y seis años(2).... dominaba la guitarra, y deduciéndolo de su técnica, aprendió a tocar el piano, adquiriendo el primero de estos instrumentos que hubo en el pueblo y que su familia conserva. ... Don José Ramón fue también compositor y su familia conserva algunas de sus obras de carácter religioso, especialmente la de la música de los gozos al Santísimo Cristo de la Pobreza, y la del Belén, pieza con aspiraciones dramáticas representada en Ayelo en los primeros años del siglo...."


Brindo la sugerencia (en estos años que más o menos sería el centenario de su estreno) de representar como homenaje dicho Belén y estoy segura de que algunos ayelenses mayores recordaran su participación en dichas representaciones, ya que se llevaron a cabo durante muchos años en Ayelo. También he de añadir que José Ramón Juan Cerdá compuso otras obras de música religiosa tales como un Ave María, y algunos poemas profanos como el titulado El Cofrecito.

Aparte de doña Ángeles Belda, el prestigioso y célebre músico valenciano además de periodista, Eduardo López Chavarri Marco, amigo personal de José Ramón Juan Cerdá, le dedica el libro escrito en valenciano Cuentos Lírics y en la portada escribe de su puño y letra la siguiente dedicatoria:

"Al distinguido amigo Don José R. Juan Cerdá en acción de gracias por sus envíos de música popular, la que tan bien siente y expresa con siceridad de artista. recuerdo afectuaso de El Autor"



Me consta que muchas de las canciones que D. Eduardo recogió del folklore de la zona, se las proporcionó D. José Ramón y así lo hace saber en sus escritos. También me lo comentó verbalmente Eduardo López Chavarri Andujar (hijo)(3), e incluso alguna de ellas las tiene armonizadas y publicadas su padre, entre otras La Processó del Crist , Cançó del sapo (cançó del Tótil) etc. D. Eduardo estuvo varios meses vinculado con Ayelo de Malferit. 


Esta es pues una brevísima biografía de este ayelense que supo compaginar su trabajo como ayudante del notario de Onteniente con la práctica de la música. Esta fue su verdadera pasión y la inculcó no sólo a sus hijos sino a todo aquel ayelense que tuviera afición y se relacionara con él.

Mª Elvira Juan Llovet. Artículo publicado en el Libro de Fiestas de 2002

NOTAS:
(1) Se refiere Dª Angeles Belda al grupo de entusiastas que, alrededor del año 1914, formó una banda de música que perduró hasta el 1936. Fue el iniciador don Vicente Ferri Martí, el Ferrer, que vivía y tenía su taller en la calle de la Maestra, el cual, además de su oficio, era músico y sabia tocar el requinto. A él se unieron otros ayelenses que tenían nociones de tocar algún instrumento de música; eran éstos Joaquín Castelló, más conocido por Suchet, el cual tocaba el saxofón, Rafael Egea, más conocido por Cagarruta, el cual tocaba el bajo, Valeriano Martínez, más conocido por Quinxena, el cual tocaba el bombardino, Ramón Martínez, también de la familia Quinxena, que tocaba el clarinete, Rafael Martínez, más conocido por Coca, que tocaba la caja o tabalet y Salvador Juan, más conocido por Bollet, que tocaba los platillos.

(2) José Ramón Juan Cerdá no murió en 1956 como dice Dª Ángeles Belda, sino en 1955, el 24 de julio en su domicilio de la calle Mayor número 44. Cuando murió hacia nueve años que era viudo, pues Ignacia Requena Ortiz había fallecido el 2 de octubre de 1946.

(3) Catedrático del Conservatorio Superior de Música de Valencia y periodista, muerto prematuramente. Su gran acervo cultural, no sólo de música, ha pasado a la administración por no tener descendientes.

(4) Al parecer su padre estaba ocupado en los trabajos para hacer el catastro de estas tierras del valle de Albaida, seguramente a principios del siglo XX, y de ahi la primera vinculación del ilustra músico de Ayelo.

1 comentario:

  1. Buscando a contactar María Elvira Juan Llovet para obtenir informacion sobre su composicion.
    http://www.avemariasongs.org/wiki/index.php/Mar%C3%ADa_Elvira_Juan_Llovet

    Por favor contacteme. email a www.avemariasongs.org
    Gracias.

    ResponderEliminar