Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

jueves, 11 de marzo de 2010

SOBRE EL AYELO DE 1834 y de como el cólera y el párroco Juan Bta. Bataller fueron los orígenes de nuestras fiestas patronales



Presentamos aquí un trabajo de Fernando Goberna, profundo conocedor de la historia de nuestro pueblo, publicado en el Llibre de Festes de 1995. El título original es: "El origen de las Fiestas Patronales" y cuenta como una epidemia de cólera en 1834 y el empeño del párroco Juan Bautista Bataller, fueron los motivos de que en nuestro pueblo se proclamara como patrón al Stmo. Cristo de la Pobreza.

El artículo comienza introduciéndonos en el Ayelo de 1834, un pueblo de 2700 habitantes cuyo casco urbano limitaba al norte con la calle Desamparados (actual c/Major) y al este con el carrer Nou (hoy c/Puríssima). Eran tiempos revueltos, pues la primera Guerra Carlista ya se había iniciado y algunas partidas de facciosos circularon por los alrededores sembrando la inquietud en todos los pueblos de la Vall d'Albaida.

En la década anterior se habían emprendido dos grandes mejoras, que ya estaban finalizadas, como lo fueron la conducción de aguas desde un nacimiento en la partida de las Eras hasta la placeta de la Font y la construcción del nuevo cementerio, en uso hasta 1913, año en el que se inauguró el actual; no obstante, todavía quedaba pendiente la mejora del camino que salvaba el puerto de L'Ollería y que entonces era sólo un proyecto, pero que comenzó a tomar fuerza el año siguiente con la visita del gobernador a Ontinyent.

El modesto ayuntamiento lo constituían cuatro labradores que no sabían leer ni escribir y que contaban para ello con la ayuda de un escribano; en el edificio de la Casa Municipal estaba la cárcel y una habitación para el alguacil. Había fonda, carnicería, una escuela de primeras letras cuyo maestro pagaba el pueblo y una parroquia con cura, beneficiado y sacristán; la sanidad la ejercían un médico, un maestro cirujano, un maestro boticario y un albeitar/herrador.

Mención especial merecen en el artículo las dos tiendas de comestibles y las dos tabernas-panaderías que tenía esta villa y cuyos derechos arrendaba el ayuntamiento. Una copia de estos contratos se halla en el Archivo Histórico Municipal de Ontinyent y son de gran interés porque muestran aspectos desconocidos de la economía cotidiana de entonces.



Prosigue Fernando Goberna contándonos como la mejora de las comunicaciones del s.XIX y el desconocimiento sobre la enfermedad, favorecieron la expansión de esta epidemia procedente de la India. Comenzó a detectarse en Asia en 1817, pasó a Rusia y Europa del Norte en 1829 y de ahí a Inglaterra, Francia y Portugal en 1831/32, para llegar a Extremadura y Andalucía en 1833 hasta que pasó a Murcia y Valencia en junio de 1834.

En la comarca aparecieron los primeros casos a principios de julio en Albaida y Adzaneta y durante cuatro meses causó estragos por doquier, aunque en algunos pueblos más que en otros, pero.... ¿qué pasó en Ayelo durante aquellos aciagos días?.

Para respondernos, F. Goberna nos remite al relato del párroco de entonces, J. B. Bataller, recogido en un folleto impreso hacia 1880 y que está basado en un manuscrito del propio clérigo. El folleto se publicó para ensalzar la figura del Cristo de la Pobreza y dejar constancia de las causas que llevaron a su proclamación como patrón del pueblo. En él se recogen las rogativas, visitas y estaciones a su Sagrada Capilla, las procesiones con niñas vestidas de luto, descalzas y coronadas de zarzas que rogaban su protección y la colocación de la Sagrada Imagen en el altar mayor; todo esto propició, según nuestro antiguo párroco, que la Parca respetara nuestro pueblo y que "... desde mitad de junio hasta mitad de agosto, no se abrió el cementerio siquiera para un parvulillo".




Por los documentos consultados por F. Goberna parece ser que esto fue cierto y, aunque en Ayelo hubo 19 casos de cólera, tan solo murieron 9, una cifra baja si tenemos en cuenta que en Adzaneta fallecieron 73 personas, y estos casos se debieron dar hacia finales de Octubre, como en Onteniente, cuando la epidemia estaba remitiendo de la zona.

Finaliza el artículo con una reseña de la labor de este importante personaje hasta su muerte prematura, por tifus, en 1849 con 46 años . En esos 15 años se creó el Hospital de Beneficiencia, se construyó un magnífico órgano para el templo, se realizaron obras en la capilla de la Comunión y se trasladaron desde Roma las reliquias de S. Engracio Martir, pero además destaca la buena labor que realizó respecto de la administración de la parroquia, dejándonos un utilísimo índice a partir de los Quinque Libri parroquiales, de gran valor para el estudio de nuestros antepasados.

Calabuig


3 comentarios:

  1. En el año 2012 se conmemorará la efemeride de los doscientos años de la Constitución de Cádiz, la primera constitución de la historia de España y una de las primeras del mundo. De nuestro pueblo fue uno de los firmantes de esa constitución, el diputado Pedro Aparici y Ortiz, el cual fue abogado y sobrino del deán Ortiz. Ya Comentaré más datos de su biografía. FERNANDO GOBERNA ORTIZ.

    ResponderEliminar
  2. El dissabte 13 de març va començar el novenari al Santíssim Crist de la Pobresa, durant nou dies hi haurà Missa i es cantaran els tradicionals Goigs. El diumenge últim dia del novenari s’exposarà el Santíssim Crist a la devoció popular i tot el poble passarà a besar-li els peus.
    Mes tard quan ja no queden fidels a la llarga cua i en un acte molt emotiu i recollit el Santíssim Crist de la Pobresa tornat a la seua Capella acompanyant dels cants del seu himne i goigs.

    “Pues que sois Padre de todos
    haciendo tantos favores:
    Piedad Santisimo Cristo
    con todos los pecadores.”

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por este blog, conocer costumbres y la propia historia de nuestro pueblo es mas que enriquecedor. Os animo a seguir ampliandolo, sin descartar que pueda contribuir en el.

    ResponderEliminar