Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

lunes, 1 de marzo de 2010

DONDE SE HABLA DE HISTORIA ORAL Y SE PRESENTA EL ARCHIVO DE LOS RECUERDOS


Sus investigaciones históricas, sin embargo, no fueron realizadas tanto entre libros como entre hombres; porque los primeros son lamentablemente escasos respecto de sus temas favoritos, mientras que él descubrió que los viejos vecinos, y aún más sus esposas, son ricos en ese saber legendario, tan invalorable para la verdadera historia. Así, cada vez que daba con una genuina familia holandesa, cómodamente encerrada en su casa de campo de techo bajo, a la sombra de un coposo sicomoro, la miraba como a un pequeño volumen cerrado en letra gótica y la estudiaba con el entusiasmo de un ratón de biblioteca”.
Washington Irving "Rip Van Winkle"


La historia oral es la interpretación de la historia, las sociedades y las culturas a través de la escucha y registro de la memoria y experiencias de sus protagonistas. También puede entenderse como sinónimo de la tradición oral, es decir, del registro del pasado confiado a la memoria y la transmisión oral entre las generaciones, como son los mitos y leyendas. No obstante, deben separarse ambos conceptos, pues el primero se reconstruye con testimonios de primera mano de testigos presenciales y el segundo hace referencia a periodos antiguos de los que no quedan, lógicamente, testigos vivos.


Las crónicas históricas nos hablan con profusión de las vidas de las personas de los sectores poderosos o privilegiados, pero la historia oral permite acceder a las experiencias de aquellas personas cuyas vidas están al margen del poder y cuyas voces permanecen ocultas porque sus vivencias difícilmente son documentadas en registros.



El culto al documento escrito, en el campo de la historiografía, ha dificultado la aceptación del documento oral como válido y legítimo desde que en la Europa de la posguerra se inició el desarrollo de la historia oral y a esto se une el tema de la naturaleza de la memoria. ¿Podemos fiarnos de ella?, la persona tiende a reprimir y olvidar los recuerdos traumáticos o dolorosos como mecanismo de defensa psicológico y, además, existe, y está estudiado, el proceso de reconstrucción de la memoria para dotar de sentido al pasado vivido o incluso conectarlo con sueños perdidos.

Pero, a pesar de ello, la historia oral es necesaria en la formación de la identidad en esta era globalizada. La tendencia hacia un mundo cultural homogéneo, producido por nuestra creciente integración en una economía global, hacen más necesario el fortalecimiento de nuestras raices locales. La historia oral puede contribuir a aumentar el sentido de identidad común y de pertenencia a nuestra comunidad.

Es por ello que desde este blog queremos hacer historia oral con la colaboración de todos vosotros, porque creemos que con la ayuda de las nuevas tecnologías se abren nuevos caminos para recoger la historia de tantas vidas no contadas. A través de los recuerdos de las generaciones que ahora se extinguen podremos acercar la historia oficial a muchos que ahora la desconocen y, más importante aún, dejaremos a los que vienen detrás un valioso legado que será de utilidad para la interpretación de la historia de nuestro pueblo.

Sabemos que la tarea será ardua, y por ello animamos a todos los que estén sensibilizados a participar en este proyecto. Hablemos, ahora que estamos a tiempo, con las personas mayores y registremos en video, audio o trascritas al papel sus vivencias. Este blog creará una sección, el Archivo de los Recuerdos, para contener, catalogar y poner al alcance de todos, estos retazos del Ayelo de ayer.

Sobre historia oral

3 comentarios:

  1. Hem sembla molt interessant i necessari abans de que el pas del temps no deixe entre nosaltres a ningú que conte aquelles velles histories que els iaios narraven als nets a la vora de la llar.
    Histories de bruixes que entraven per la xemeneia i sen duien el cresol, al dia seguen era trobat a la casa veïna i fins i tot al carrer de baix.
    També aquells greisets que anaven per l’horta buscant xiquets per furtar-los la grassa... fantasmes, llops i altres personatges populars que mereixen un escrit.
    Estes histories me les contava la meua mare que va nàixer a Aielo a l’any 1924, hui tindria 86 anys i moltes ganes de relatar-les.

    ResponderEliminar
  2. En la meua família conten que la rebesàvia Florentina (1855-1915), un dia que va anar a missa a la matinada, va tindre que refugiar-se deixant pas a una rabosa que en eixe moment creuava per davant de la porta de l’església.
    En aquells temps davant de l’església estava tot plantat de garrofers i poques cases, totes disperses.

    ResponderEliminar
  3. La idea de l'arxiu dels records és molt bona. Acàs la història no és la suma de records?. Qui infravalora el document oral està en un error perquè com saviament es diu "tota pedra fa camí" i les pedres orals s'han de col.locar junt a les pedres escrites per conèixer la història al commplet.

    ResponderEliminar