Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

martes, 7 de diciembre de 2010

Hombres que dejan huella: Abel Más Juan

.


Abel Más Juan en 1932, cuando era cabo de aviación en el norte de África


Abel Más Juan nació en Aielo de Malferit, el 17 de Abril de 1.901, en la calle del Mig n° 24, esquina con la calle Santos de la Piedra. Hijo de Francisco y de Josefa, era el mayor de cinco hermanos, le seguían: Francisco, Pepita, Pilar y Vicenta, la más pequeña que aún vive en Gandia.

Sus ascendentes paternos procedían de Albaida, era la única familia con el apellido "Más" en Aielo. Era una familia acomodada, poseían muchos campos y algunas casas, también pequeños negocios. Familiares suyos se instalaron en Melilla, allí fabricaban licores, tenían una gasolinera y un bar.

Abel tuvo dos hermanos mayores que él, les pusieron de nombre Francisco como al padre y murieron. Una gitana que daba la "buenaventura" les dijo que al primogénito no le pusieran el nombre del padre o de lo contrario moriría. Entonces decidieron que el próximo que viniera, si era varón, no se llamaría Francisco. En la fábrica de licores había un químico de origen alemán que se llamaba Abel, les gustó ese nombre a sus padres y se lo pusieron.

Abel y su hermano Francisco realizaron sus estudios primarios con los frailes capuchinos de Torrente, después Abel hizo el bachiller en el Instituto Luis Vives de Valencia. Paco, su hermano, no quiso seguir estudiando y marchó a trabajar a Melilla con los familiares que tenían allí.

Al terminar el bachiller, Abel ayudaba a su padre en diferentes trabajos. En 1922 es llamado por el ejército y reclutado, siete meses después pasa como soldado al cuerpo de Infantería en Mallorca. Al terminar el servicio militar, este joven aventurero se fue de ayudante de un piloto acróbata que hacía espectáculos. Estando de gira por Francia se sacó el carné de piloto.

Lo de pilotar avionetas le gustaba, así que en julio de 1929 ingresa como soldado voluntario de aviación, en marzo de 1931 como ya tenía experiencia, fue elegido y nombrado cabo de aviación. En 1934 es ascendido a sargento por promoción, así empezó su carrera militar hasta llegar a Teniente Coronel de las fuerzas del aire en 1951.

En el norte de África estuvo seis años y dos meses, tuvo varios destinos. Tenía familiares en Melilla a los que visitaba a menudo, allí tuvo alguna novieta, pues Abel era un hombre muy apuesto y elegante con su uniforme de sargento.

Estando en una base de hidroaviones le sorprendió el Alzamiento Nacional, el 18 de julio de 1936. Al igual que sus compañeros tuvo que obedecer las ordenes de sus superiores. Realizó varios vuelos de reconocimiento y traslados de tropas desde el norte de África a Sevilla y Jerez de la Frontera.

El 15 de agosto de 1936 fue destinado a la Escuadrilla de Trimotores Junkers, grupo mandado por el comandante Lecea con el que realizó varios servicios por diferentes frentes de la península. En septiembre de este mismo año fue ascendido a Brigada. Los últimos meses del año los pasó en la Escuela de Pilotos y Tripulantes de Sevilla.


Hoja de servicios de D. Abel Más Juan. 1 de enero de 1955


En abril de 1937 es ascendido a Alférez de aviación y destinado a las Fuerzas Aéreas de Baleares, causando baja en las Fuerzas Aéreas de Africa. Desde la Base de Hidros de Pollensa realizó varios vuelos de reconocimiento y exploración. El 29 de septiembre marchó con un grupo de pilotos a Malpensa (Italia) con objeto de recoger unos aviones Saboga 79, efectuando en dicho aeródromo vuelos de entrenamiento. Regresando a Pollensa más de la mitad de estos aviones cayeron al mar por falta de conocimientos técnicos, Abel fue uno de los pocos supervivientes. A primeros de noviembre volvió otra vez a Malpensa a recoger aviones, esta vez más preparados para no repetir los errores cometidos.

En 1938 es destinado a la Región Aérea del Centro donde presta varios servicios con muchas horas de vuelo. El 8 de mayo de este año es ascendido a Teniente de Aviación. Era uno de los pilotos con más horas de vuelo en España, su experiencia le fue de gran ayuda en combate, dos veces fue abatido en el aire, tuvo que salvar su vida saltando en paracaídas.

En 1939 realizó varios servicios y traslados de tropa; participó en algunas ciudades en el Desfile de la Victoria. En orden comunicada por el Excelentísimo Señor General Jefe del Aire, en escrito de fecha 31 de agosto, se le conceden por los servicios prestados y méritos contraídos durante la campaña: una Cruz de Guerra, dos Cruces Rojas del Mérito Militar y la Medalla de la Campaña. Los últimos meses del año los pasó en la Escuela de Pilotos de Alcantarilla, como profesor y piloto de pruebas. Los aviones que manejaba eran viejos y precisaban exhaustivas revisiones previas a cada vuelo.

En febrero de 1942 asciende a Capitán, estuvo unos meses en la base de los Llanos, Albacete. Allí conoció a Josefina Berzosa López cuyo padre Gerardo, farmacéutico en la ciudad de Albacete, no aprobaba su relación por dos razones: él era doce años mayor que ella y si se casaba con un militar no podría regentar la farmacia de su padre, desaprovechando así sus estudios.


Josefina Berzosa López y Abel Más Juan


El noviazgo de Abel y Josefina fue corto, apenas un año, pues se casaron el 15 de febrero de 1943 sin la aprobación del padre de ella. Los hijos tardaron unos años en llegar. Abel nació en enero de 1949 y MªJosé el 22 de diciembre de 1950, de pequeños los dos eran gorditos, pero muy majos. Abel solía decir: "a mi no puede tocarme el gordo de Navidad por qué el 22 de diciembre me tocó esta gordita".

En la década de los 40 y 50 Abel solía volar mucho por Aielo, cuando pasaba por encima de su casa dejaba una nota a sus padres atada a una piedra. En esa época, cuando un avión volaba bajo, para los niños del pueblo siempre era Abel, pues lo admiraban tanto que querían ser pilotos como él.

En marzo de 1951 es ascendido a Teniente Coronel del Arma de Aviación, tenía un brillante historial militar con muchas medallas y condecoraciones. Fue diplomado en Estado Mayor, como Comandante Jefe de la Base de Manises. También poseía la Cruz de San Hermenegildo, esta se daba a los militares que no habían tenido ningún arresto.


Abel Más, 2º por la izqda, con un grupo de mandos


En abril de 1953, a consecuencia de un pequeño accidente mecánico, perdió un ojo, le aconsejaron que no volara, aunque él volaba de forma no oficial casi todos los días. Este accidente frenó su carrera militar, pues casi seguro que hubiera llegado a General. No obstante, según palabras de su familia, Abel se sintió siempre más piloto que militar.

Aunque poseía un alto rango militar, era un hombre sencillo y agradecido, si le pedían un favor no sabía negarse. A muchos aielenses les solucionó problemas con la Hacienda u otros organismos, le daban un conejo o dos melones y él era el hombre más feliz del mundo. Por mediación suya muchos jóvenes aielenses hacían la Mili en la Base de Manises, los presentaba como sus sobrinos. Algunos oficiales, compañeros suyos, le preguntaban: "Abel, ¿cuántos sobrinos tienes?". él solía responder: "Todos los jóvenes de mi pueblo". Los oficiales tenían derecho a un asistente, él siempre elegía chicos de Aielo, se sentía arropado con ellos.

Cuando tenía algunos días libres lo que más le gustaba era venir al pueblo, ver a la familia y a sus amigos, sus campos y la "Caseta de Pursons". Como buen aielense le gustaba ir al "trinquet" a ver partidas de "raspall o per dalt corda". De vez en cuando solía ir a los bares de "Marc" o "Bigot" a tomarse una "cassalleta o quintet" con los amigos. Por la calle, a todos los vecinos conocía y saludaba cordialmente. El amor que sentía a su pueblo lo transmitió a su mujer y a sus hijos, pues todos ellos estaban muy integrados.


D. Abel con sus dos hijos, Abel y Mª José


Como Abel era tan agradecido dejaba su caseta de "Pursons" para los Reyes Magos. Allí se disfrazaban y pintaban los Reyes y pajes para después bajar hacia el pueblo montados en caballos. Los niños y mayores los esperaban en la ermita del Calvario, pues siempre se ha dicho que los Reyes vienen por el "Campello".

El 20 de diciembre de 1963 murió Josefina, su mujer, a los 48 años. Esto fue un golpe muy duro para la familia, pues sus hijos tenían 14 y 12 años. El abuelo materno quería que estuviesen internos en algún colegio, pero a Abel no le gustó la idea y se los llevó con él a Valencia. Se encargó de su educación y estudios, Abel, como piloto y MªJosé estudió Derecho.

Abel pasó al grupo B o reserva y fue ascendido a Coronel, entonces venía más que nunca por el pueblo, pues entre su gente se sentía a gusto. Consuelito la "Cacheua" le preparaba sus platos favoritos como la cazuela al horno, el pan casero y los embutidos típicos de Aielo, de casa "Sermo" o de el "Rullete".

Compró un piso a la entrada del pueblo, en "la Venta", pues sus hijos siempre estaban por aquí, tenían muchos amigos y pertenecían a la comparsa "El Garbell". En 1967 su hija MªJosé fue reina de las fiestas. La noche que fue proclamada se rindió un homenaje a su padre, fue un acto muy emotivo, se le entregó un pergamino en el que se le reconoce como hijo ilustre y querido por el pueblo. Abel, emocionado, dirigió unas palabras a sus vecinos, dándoles las gracias por esta distinción.


Agosto de 1967. Juan Antº Juan Sancho, alcalde, Abel Más, Mª José Más y Rafael Belda Ureña, presidente de la Comisión de Fiestas, en el homenaje que se le tributó por su nombramiento como hijo ilustre del pueblo


MªJosé pasaba muchas horas con su padre, era como su sombra, siempre juntos, se la conocía como "la hija de Abel", pero a ella le gustaba. Su hermano, Abel, estaba poco en casa, pues al terminar el bachiller se fué a Alcáceres en Murcia. Allí obtuvo el título de Piloto de Complemento, luego siempre estaba volando.

Abel y su hija, cuando ella podía, pasaban algunos días en la "Caseta de Pursons", paseaban por sus campos de algarrobos, luego plantaron albaricoques, allí charlaban, escuchaban la radio y leían. Hoy MªJosé añora aquellos momentos plácidos y tranquilos que pasó con su padre. Hace unos días me dijo: "La verdad es que los mejores momentos de mi niñez y juventud los pasé en Aielo, también tuve allí mis primeros amores y cuando fui Reina de las Fiestas fue una experiencia maravillosa e inolvidable".

Abel murió a los 81 años, el 16 de julio de 1982, MªJosé aún no se había casado y se sentía muy sola. Me comentó con añoranza que dejó de ir por el pueblo porque no lo concebía sin su padre, siempre relacionaba a su padre con Aielo y venir aquí la entristecía.

A través de la biografía de don Abel Más Juan, hemos conocido a este destacado aielense que se sentía feliz ayudando a la gente del pueblo que lo vio nacer. En memoria suya se le debería otorgar una calle del pueblo con su nombre, como se ha hecho con otros hijos ilustres del pueblo.




Quiero recordar en estas páginas a mi amigo Abel Más Berzosa, hijo de don Abel, Teniente de Aviación y piloto de Iberia. Murió repentinamente el 8 de abril de 1985 a los 36 años, pero tenemos a su hijo, otro Abel Más de tercera generación, volando y marcando surcos por el aire, continuando con la saga de pilotos que su abuelo empezó a finales de los años veinte.

Para finalizar, mi más sincero agradecimiento a Mª José Más, Paco Más, Rafael Belda Ureña y Fernando Goberna Ortiz por los documentos, fotografías y testimonio oral que me han facilitado para la confección de este artículo.

Des de l'Ombria, bones festes a tots.

Toni Barber. Publicado en el Libro de Fiestas de 2007.




4 comentarios:

  1. Es cert que tenia bon caracter,la gent major que el va tractar el recorda com a generós i benevolent.Encara que tenia un càrrec important no abusava de la seua autorit<t, al contrari la utilitzava per a beneficiar als veins en allò que podia.
    No veuria malament que li donaren el nom a un carrer, com apunta l'autor de l'article.

    ResponderEliminar
  2. No se si la idea de dedicar-li un carrer seria bona. Jo he sentit que va participar en el bombardeig de Xàtiva.Es deuria aclarar este punt obscur de la seua biografia avans de fer res.

    ResponderEliminar
  3. Hola Muchachos... familia Castellote En Venezuela, me llamo Abel Castellote Hernandez Estuve leyendo esta historia con mi abuelo José Castellote Más quien fue el sobrino de Abel Mas ,mi abuelo estuvo muy interesado en saber mucho mas de su familia y me estuve acordando que mi abuelo me hablo de parte de esa historia ...aqui esta mi correo:bilitoinc-11@hotmail.com tengo facebook busquenme...me ha gustado halla esta historia

    ResponderEliminar
  4. disculpen muchachos soy el mismo del comentario anterior mepodrian hacer un favor?,necesito que alguien me traduzca la nota de la primera foto si saben el dialecto en que esta escrito y me agreguen al correo que ya mostre diciendo que es la persona que logro traducirlo con la traduccion de la nota en la foto gracias

    ResponderEliminar