Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

jueves, 7 de abril de 2011

Retrato de un sacerdote ( ¿Deán Ortiz? )



Retrato de un sacerdote de Vicente López Portaña (Valencia,1772- Madrid, 1850). Pintura al óleo sobre lienzo. 54 x 44.5cm. John and Mable Ringling Museum of Art. Sarasota, Florida. EE.UU.


Busto de un individuo vestido con ropas pardas, lazo anudado al cuello blanco, que mira frontalmente al espectador y que resalta sobre un fondo neutro en tonos verdosos. Destaca la viva mirada del rostro, diligente, despierto y en la cabeza el pelo liso, que se enmaraña sobre las orejas.

Catalogado como "retrato de un sacerdote" por José Luis Díez y fechado entre 1827 y 1830, Fernando Goberna lo ha identificado como el célebre arqueólogo e historiador valenciano, deán de la colegiata de Xátiva, José Ortiz y Sanz (1739-1822), cargo que ostentó entre 1802, cuando fue nombrado para el mismo por el rey Carlos IV, y 1816 en que renunció al mismo por motivos de salud. De ser éste el personaje del cuadro que estudiamos, Vicente López lo debió de retratar en torno a los sesenta años de edad, alrededor de 1800.

Con todo, independientemente de quién sea el individuo retratado, desde el punto de vista artístico enlaza, según nuestro parecer, con otros trabajos de Vicente López llevados a cabo en su etapa valenciana, en los primeros años del siglo XIX. La vivacidad que muestra el rostro del personaje, su semblante casi sonriente, su concepción en busto, la composición en general, lo relacionan con el retrato de Don Vicente Castrillo en El Patriarca y con el de Don Vicente Blasco, rector de la Universidad de Valencia, en la colección de la Real Academia de Bella Artes de San Carlos, que pintaría López en torno a 1802, aunque en el que nos ocupa se advierta un rostro más encendido.

Destaca en el lienzo la perfección del dibujo, la calidad de las camaciones y su resolución con una técnica minuciosa, que lo dotan de gran realismo. El colorido incide en la tonalidad sonrosada de la cara, en los precisos toques de luz con blancos y en la incipiente barba tratada con pincelada verdosa.

Lorenzo Hernández Guardiola. Del Catálogo de la exposición "La Llum de les Imatges. Lux Mundi". Xàtiva 2007.



Autorretrato de Vicente López Portaña. Fuente: Wikipedia
*Para saber más sobre Vicente López Portaña y contemplar una amplia galeria de sus obras pulsa aquí: foroxerbar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada