Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

lunes, 12 de septiembre de 2011

El Deán arqueólogo

...


En mis primeras búsquedas a través de la red rastreando referencias sobre el Deán Ortiz recuerdo que uno de mis mejores hallazgos fue el artículo que ahora os quiero presentar y que desde aquí pretendemos divulgar entre los asiduos al blog, que, dicho sea de paso, cada día es más visitado tal y como muestra el contador puesto hace una semana.

El trabajo está escrito por Alicia Mª Canto, catedrática de Arqueología, y nos presenta un Deán arqueólogo al que las adversidades le habían impedido realizar el proyecto de su vida: un viaje arqueológico donde descubriera y catalogara el numeroso patrimonio arquitectónico de siglos que, por aquel entonces, estaba sumido en el abandono.

Nuestro famoso Deán años antes tomó la gran decisión de su vida cuando, vendiendo parte de su hacienda, emprendió su viaje a Roma y allí permaneció 6 años traduciendo a Vitrubio. Esta larga estancia en Italia le proporcionó no sólo una sólida cultura clásica, sino que contribuyó a moldear su carácter y a que a lo largo de su vida fuera un clerigo muy singular y fuera de lo común. Su pasión por Vitrubio y la arquitectura clásica era tal que la misma persona que le consiguió el dinero para proseguir su estancia en Roma, tras agotar sus caudales al año y medio, le calificaba de fanático " ...Incluyo el informe que hizo Azara acerca de este pobre clérigo y de su obra, se le debe proteger porque desde Felipe II acá España quiere tener una traducción del Vitruvio (...) segun dice Azara, el tal valenciano es capaz de hacerla mejor que la italiana y la francesa, y ha entendido y explicado muy bien cosas que ellos no entendieron(...) Parece difícil que se halle en mucho tiempo otro fanático como éste, y así juzgo muy conveniente proporcionarle algún medio de que lleve adelante su manía, y su obra se corrija y se imprima...", como muy bien dice A.Canto no sólo consiguió la protección real, sino que con su obra de los cuarenta años siguientes, se ganó bien su fama posterior y demostró que no era, en definitiva, el pobre clérigo que el diplomático habia diagnosticado.

Estuvo excavando en Pompeya cuando tan solo hacia años que se habia descubierto y no dudo de que el barro y el polvo ensuciarían su sotana, ya que a sus 39 años tenía fuerzas para cavar y acarrear escombros y debió tener las manos encallecidas , pues de joven ayudaba a su padre en el campo; llamaría sin duda la atención ver al pobre clérigo metido en los trabajos y sacrificios del arqueólogo, que según sus palabras son: " desmontar ruinas, descubrir suelos, subir sobre los acueductos, paredones y demás monumentos, hacer indagaciones, tomar medidas, levantar planos, perfiles y vistas, combinar partes, averiguar proporciones, dibujar cuanto convenga, sacar partido de cada miembro, de cada moldura; con otras muchas cosas que las circunstancias aconsejen".

El trabajo de A. Canto incluye, además de una reseña de la vida del Deán destacando su faceta arqueóloga, la trascripción de su obra " Noticia y plan de un Viage Arquitectónico-Antiquario, encargado por S. M. a Don Joseph Francisco Ortiz el año de 1790" y un interesante comentario sobre las aportaciones de este proyecto a nuestros conocimientos actuales, donde defiende la vigencia de nuestro ilustre ayelense. Y es que este folleto del deán detalla con minuciosidad la ubicación de 275 yacimientos con ruinas visibles o hallazgos de su época, que a dia de hoy han sufrido vicisitudes variadas; desde los que se han estudiado y recuperado, hasta los que se ha tragado el crecimiento urbano 200 años después o los que han desaparecido literalmente de la historiografia y de los hallazgos.

Finaliza A. Canto planteando la necesidad de volver sobre las noticias antiguas acerca de todos estos lugares, comprobando todas las fuentes que el Deán Ortiz tuvo presentes para elaborar su itinerario de ruinas notables españolas y para ello propone un estudio en los fondos de la Real Biblioteca, de la Real Academia de la Historia y la Real Academia de S. Fernando, porque según sus palabras: " En todos estos lugares, puedo adelantarlo, quedan las huellas del trabajo de nuestro deán arqueólogo, cuya explotación por la arqueología contemporánea ha sido en general casi nula".

Y no quisiera terminar esta reseña sin mencionar las numerosas referencias que la autora hace a los trabajos realizados por F. Goberna, colaborador de este blog y autor de una excelente biografía del Deán publicada en la colección de la Biblioteca Degà Ortiz i Sanz de Aielo de Malferit el año 2000. Nos consta que la autora se puso en contacto con nuestra archivera y bibliotecaria, Mª Jesús Juan ( a quien también menciona y agradece su colaboración), que fue quien le presentó a nuestro destacado erudito local y cuyas investigaciones tan profusamente cita.

Calabuig


2 comentarios:

  1. Molt interesant, encara que alguns apartats son molt densos.Pense que ajudarà a coneixer millor una persona d'Aielo tant estudiosa i reconeguda que tots els d'Aielo deuriem coneixer.
    Després de llegir-ho trobe molt encertat que la biblioteca porte el seu nom.
    Ara llance una pregunta per als seus coneixedors.
    Estaria format en les idees de la Ilustració ?
    Com es compaginava això en les idees religioses? Era molt l'amor per la cultura i el saber i la religió l'unica forma d'accedir a ells?
    Gracies i continua ilustrant-mos.

    ResponderEliminar
  2. Abans de respondre al missatge anterior, vull agrair-li al anònim comunicant les paraules de ànim i l'interés que mostra pel nostre Canonge, la qual cosa ens ompli de satisfacció, al comprovar que la figura d'este savi il.lustrat ha suscitat la curiositat dels nostres visitants.
    I respecte a les qüestions que planteges,no deuria ser jo qui et contestara, perque tenim a Fernando Goberna que en la introducció a la seua biografia del Degá Ortiz diu que la seua actitud de recerca de la veritat i de combat dels errors ".. va ser també la pròpia dels més destacats il.lustrats espanyols i, gràcies a la mateixa actitud aquest període il.lustrat va poder ser, en quant a la cultura, tan important en Espanya com en la resta de les principals nacions europees."
    Les seues idees no serien les habituals de aquells clergues, però va aconseguir ser Degà en eixes circumstànciens, i donat els seus orígens humils, els càrrecs que tingué li'ls donarien per la seua competència i treball eficaç, i no per influències d'algun poderós.
    Per a ell, fill de llaurador, l'església era l'única via d'accés als estudis.Tenia vocació? o el hàbit amagaba un home àvid de coneixements i que es va enlluernar amb la bellesa de la Antiguitat?.No ho podem saber, però sí intuir-lo si aprofundim en la seua vida.

    ResponderEliminar